QUÍMICA SEGURA

 

—volver—

Escrito por:


Cástulo Rodríguez Correa
Salud Ocupacional
PROQUINAL

Este artículo obedece a la opinión de su autor. Positiva Compañía de Seguros S.A. no se hace responsable por los puntos de vista que allí se expresen. El material contenido en este sitio web es de dominio público y puede reproducirse parcial o totalmente de manera gratuita, siempre y cuando se mencione la fuente.

BUENAS PRÁCTICAS EN EL MANEJO SEGURO DE SUSTANCIAS QUÍMICAS

Las enfermedades y los accidentes de origen laboral aumentan el costo de las operaciones industriales. Algunos estudios muestran que en muchas empresas, dos de cada tres empleados que manejan productos químicos no saben cómo hacerlo de manera segura, lo cual es una proporción alarmante. Adicionalmente los derrames de productos químicos que contaminan el ambiente pueden tener consecuencias muy graves y costos muy elevados para la empresa.

Las sustancias químicas se encuentran en todos los puestos de trabajo.  Aún en los más limpios o en las oficinas más modernas, los empleados se encuentran expuestos a tintas, tóners y adhesivos, para no mencionar una larga lista de sustancias utilizadas para aseo y mantenimiento.

Las sustancias químicas se presentan en forma de polvos, humos, fibras, líquidos, gases, vapores.  Cualquier químico en cualquiera de sus formas puede potencialmente causar un daño, clasificándose en ese caso como una sustancia peligrosa.

 

Estas sustancias pueden haber sido traídas al lugar de trabajo, y utilizadas para ser procesadas.  También pueden ser generadas por la actividad industrial misma, como en el caso de humos de soldadura o polvo producido por una máquina. También pueden ser generadas como un residuo,  como es el caso del monóxido de carbono producido por un motor.

Los efectos de una sustancia química peligrosa pueden ser: inmediatos después del contacto, como en caso de una quemadura.  Puede aparecer después de algunos años, como el cáncer pulmonar después de exposición a asbesto.  Puede producirse después de una sola y corta exposición, lo cual es poco frecuente, o después de exposición por largo tiempo; por esto es importante minimizar la exposición a sustancias químicas siempre.

Las sustancias químicas deben almacenarse siempre en un lugar seguro y con otras sustancias similares.  Nunca deben almacenarse sustancias químicas con alimentos.  La mayoría de los químicos pertenecen a una categoría específica, que el trabajador debe conocer para asegurarse que solo los químicos de igual categoría se almacenan vecinos unos de otros.  Si no se sabe a cuál categoría corresponde determinado químico, es bueno consultar la hoja de seguridad.

CONTROL DE RIESGOS QUÍMICOS   

El control de los riesgos químicos en el trabajo sigue las mismas reglas que el control de cualquier otro riesgo, éste sigue los siguientes pasos básicos:

 Identificar el riesgo: esto incluye identificar las sustancias químicas que se mantienen en el lugar de trabajo y los riesgos asociados a ellas.

Medir el riesgo: medir el riesgo o peligro asociado a la sustancia química propiamente dicha y  los relacionados con el proceso industrial para el cual se utiliza la sustancia química.

Controlar la exposición: considerar las diferentes medidas conocidas que se utilizan para controlar el riesgo, eliminándolo o por lo menos reduciéndolo.

Las principales vías de ingreso de las sustancias químicas al organismo, son:

  • Inhalación por los pulmones.
  • Absorción por la piel, especialmente cuando se encuentra lesionada y por las mucosas.
  • Ingestión por la boca y todo el sistema gastrointestinal.

RECOMENDACIONES

Presentamos algunas recomendaciones para el manejo seguro de sustancias químicas en el trabajo:

Conocer cuáles sustancias químicas se utilizan en la empresa.  Mantener una lista actualizada de ellas, las cantidades utilizadas y los riesgos asociados con ellas. Esta información debe estar disponible para todos aquellos que las necesitan por razón de su tarea, incluyendo la hoja de seguridad de cada sustancia.  Informar y dar el entrenamiento necesario en el manejo de sustancias  especiales a aquellos trabajadores que lo necesitan por su uso directo y frecuente, para asegurar el buen manejo de ellas.

Las sustancias químicas deben utilizarse solo para lo que están hechas.  Por ejemplo, no usar solventes para lavarse las manos ni gasolina para limpiar equipos.

El proceso para el buen almacenamiento y el buen uso de las sustancias químicas incorporadas en un proceso industrial son la base del manejo seguro de ellas.

En el proceso continuo de reducir el riesgo del manejo de sustancias químicas, es necesario decidir si alguna sustancia en particular necesita realmente mantener en almacenamiento.  Muchas veces existen sustancias menos peligrosas para la salud y el ambiente, o posiblemente métodos diferentes, que se deben estudiar para una posible sustitución.  Estas condiciones se deben tener muy en cuenta al momento de comprar sustancias químicas para un proceso industrial.

ALMACENAMIENTO DE SUSTANCIAS QUÍMICAS

Todas las sustancias químicas deben almacenarse de acuerdo a las instrucciones de sus hojas de seguridad en sitios bien ventilados, secos y frescos.  Las sustancias químicas no deben almacenarse junto a materiales inflamables o cilindros de gas.  No se deben almacenar ácidos y álcalis juntos. Tampoco juntos o cercanos a ácidos fuertes y sustancias orgánicas.

Éteres y peróxidos deben almacenarse en sitios oscuros y fríos y en recipientes muy bien cerrados.  Los refrigeradores y congeladores utilizados para almacenar sustancias químicas deben ser hechos especialmente para esta finalidad.  Las sustancias químicas no deben almacenarse en refrigeradores utilizados para almacenar alimentos.

Las sustancias que no se encuentran en uso deben mantenerse muy bien tapadas.

Los equipos para   prevenir y limpiar derrames de sustancias químicas deben estar fácilmente disponibles y deben ser los apropiados para las sustancias que se supone van a controlar.  Estos equipos deben estar situados fuera de las áreas de almacenamiento.

Es importante clasificar las sustancias almacenadas según su condición frente a un incendio, para utilizar los medios apropiados de extinción según el caso.

Es necesario mantenerse muy limpio al igual  que el área de trabajo.  Después de manipular cualquier sustancia química, debe lavarse las manos cuidadosamente con agua y jabón.  Mantener limpias las superficies de trabajo, limpiándolas por lo menos una vez al día para minimizar los riesgos de contaminación.

Leer y entender muy bien los procedimientos de emergencia y los equipos es de suma importancia.  Esto significa conocer los procedimientos de evacuación, reporte de emergencias y procedimientos en caso de incendio o derrames. También se debe conocer qué hacer en una emergencia médica si un compañero de trabajo se lesiona o se contamina con una sustancia química.

IDENTIFICACIÓN Y ROTULACIÓN

Las sustancias químicas deben almacenarse normalmente en sus envases originales. Si se necesitan cantidades menores, almacenar en recipientes apropiados, rotulándolos según sea la sustancia.  Siempre debe ser posible identificar qué sustancia se encuentra almacenada en un recipiente y qué riesgos pueden existir con su uso.

 HIGIENE PERSONAL

Prohibir fumar o comer en áreas de almacenamiento de sustancias químicas.  Si fuma, debe lavarse las manos antes de encender un cigarrillo, de lo contrario algunas sustancias químicas pasaran de sus manos a la boca y a la respiración.  Lavarse las manos muy bien después de manipular alguna sustancia química y especialmente antes de comer.

No almacenar alimentos en sitios donde se almacenan sustancias químicas.

Mantener limpia la ropa de trabajo. Si se ha estado en contacto con sustancias químicas, debe bañarse al final de la jornada de trabajo, antes de ir a la casa.

LO QUE TODO TRABAJADOR DEBE SABER:

Los procedimientos para el manejo de las sustancias químicas que se utilizan se encuentran en las hojas de seguridad de cada producto.
Cómo seleccionar el equipo de protección personal apropiado, localización, uso, mantenimiento, reglas para reemplazarlo.
Los riesgos que presenta cada sustancia química que utiliza.
Cómo manejar la sustancia para evitar exposición.
Cómo identificar y señalizar los recipientes correctamente.
Conductas indicadas para el manejo de químicos, como lo es no comer en un laboratorio; mantener el cabello y la ropa recogidos; no jugar y hacer bromas con los compañeros.
Envasar solo la cantidad de químico que va a utilizar.
Cómo y dónde eliminar los desechos químicos.

Written By
More from admin

Martha Triana

Martha Angélica Triana es Directora de SCS (System Certifcation Services) para la...
Leer más