LAS LÍNEAS DEL FUTURO

 

—volver—

Escrito por:


Nohora Isabel Valbuena Amarís
Terapeuta Ocupacional, Magíster en Ergonomía y Cambios Tecnológicos
Especialista en Administración de Salud Ocupacional
Consultora Vicepresidencia de Promoción y Prevención de Positiva Compañía de Seguros

Este artículo obedece a la opinión de su autor. Positiva Compañía de Seguros S.A. no se ha responsable por los puntos de vista que allí se expresen. El material contenido en este sitio web es de dominio público y puede reproducirse parcial o totalmente de manera gratuita, siempre y cuando se mencione la fuente.

Migración, equidad y género en el futuro de la prevención

Es bien sabido que los trabajadores inmigrantes son considerados una población vulnerable, teniendo en cuenta sus necesidades insatisfechas, la condición irregular de algunos, el desconocimiento de la legislación y por ende la de sus derechos, los bajos niveles de educación de los jóvenes y mujeres y la falta de una cultura preventiva en Seguridad y Salud en el Trabajo. Estos aspectos los llevan a aceptar cargos que no corresponden a su perfil ocupacional, a laborar en condiciones críticas y forzosas, potencializando la ocurrencia de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Laborales y la consecuente falta de declaración o reporte de los mismos.

Ahora bien, se estima que en el mundo menos de la mitad de las mujeres cuentan con empleo, comparado con casi cuatro quintos de los hombres y la disparidad salarial es del 23%. Las mujeres se enfrentan durante su vida activa a menores oportunidades de empleo asociado a factores estructurales y culturales, empleos precarios e informales o trabajo no remunerado, salarios más bajos, mayor número de interrupciones en la trayectoria laboral, resultando ineludible extender la cobertura de la seguridad social a la población femenina, en respuesta a un derecho y sostenibilidad del mismo sistema.

De acuerdo con la OIT, un mayor número de personas con empleos decentes es un determinante crucial para el crecimiento económico inclusivo de las naciones y este último a su vez, para que se disponga de empleos decentes.  Estos aspectos dejan ver razones suficientes para que la Organización de Naciones Unidas ONU haya considerado el trabajo decente, la igualdad de género y la reducción de las desigualdades, dentro de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Panorama laboral de las mujeres

A pesar de la transformación del mundo del trabajo, aún en nuestros días las mujeres experimentan dificultades para acceder a empleos decentes.  La OIT reporta desigualdades en términos de oportunidades, trato y resultados; de esta manera se identifica que a pesar de los logros en materia de formación, las mujeres tienen mayores obstáculos para encontrar empleo y si lo hacen, son de menor calidad. Además, asociado a la crisis financiera, el desempleo de los jóvenes suscita preocupación, y el panorama nuevamente no es mejor para las mujeres y casi el 40% de ellas con empleos remunerados, no contribuyen a la protección social, por la dominancia del empleo informal.

Por otro lado, se identifica una segregación vertical y horizontal. La segregación vertical se refiere a la falta de oportunidades de promoción, conduciéndolas a desempeñarse prioritariamente en niveles inferiores de la jerarquía laboral, con la consecuente mayor exposición a ciertos peligros como aquellos asociados con el desarrollo de Desórdenes Músculo Esqueléticos DME.

En lo que respecta a la segregación horizontal, la OIT reporta como el empleo de las mujeres se concentra en ciertos sectores y ocupaciones, siendo el sector de servicios el más representativo (50,1% según informe 2015). En los países de ingresos medios altos más de la tercera parte de las mujeres se emplean en servicios de comercio (33,9%), seguido por manufactura (12,4%). Por su lado, en los países de altos ingresos, las mujeres laboran principalmente en los sectores salud y educación (30,6%); mientras que en los países con bajos ingresos e ingresos medios bajos, es el sector de agricultura el que prevalece, siendo mal remunerado o no remunerado (60%).  La OIT identifica que la segregación se ha incrementado con los cambios tecnológicos que exigen mayor calificación en la mano de obra.

Los menores salarios son asociados al nivel educativo, la infravaloración del trabajo de las mujeres, la discriminación, entre otros. Se considera que de prevalecer las tendencias actuales, se necesitarán setenta años para colmar la brecha salarial por razón de género.

Las mujeres siguen trabajando menos horas en un empleo remunerado, asumiendo mayores labores de cuidado y tareas domésticas no remuneradas, por lo cual trabajan jornadas más largas que los hombres, lo cual incide en la armonización saludable de la vida laboral y familiar.

Expertos internacionales concluyen que si bien los sectores y ocupaciones en los que se concentran las mujeres difieren de aquellos en los que se ubica la población masculina y se sabe que mujeres son físicamente distintas, con frecuencia estos aspectos no son considerados en la práctica de la Seguridad y Salud en el Trabajo, e incluso se presume erróneamente que sus actividades son más seguras y fáciles.

Los estudios y publicaciones técnico-científicas coinciden en afirmar que no se deben subestimar las exigencias físicas y emocionales de los trabajos que suelen desempeñar las mujeres, tales como el trabajo manual, tareas muy repetitivas y pautadas, el trabajo por turnos, los riesgos de violencia y acoso, el estrés, entre muchos. Por último, existen diferencias evidentes relacionadas con la edad en las mujeres, como por ejemplo la menopausia, el cáncer de mama, etc., que requieren estrategias que promuevan la SST y el trabajo sostenible.

Ante este panorama, no es en vano que Naciones Unidas haya estimado dentro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que el quinto objetivo sea la “Igualdad de género” y que organismos como la OIT, la Organización Mundial de la Salud OMS y la Agencia Internacional de la Seguridad Social AISS lo consideren como uno de los grandes retos mundiales.

Se busca la creación de más y mejores empleos para las mujeres, la protección social universal, la adopción de medidas para reconocer, reducir y redistribuir las labores de cuidado y las tareas domésticas no remuneradas. De igual forma, se persigue eliminar todas las formas de violencia; velar por la participación plena y efectiva y la igualdad de oportunidades de liderazgo y aprobar y fortalecer políticas y leyes para promover la igualdad de género.

Condiciones laborales de la población migrante

La Asociación Mundial de Conocimiento sobre Migración y Desarrollo  KNOMAD del Banco Mundial refiere que abordar la población migrante trabajadora implica considerar elementos tales como las cuestiones contractuales, el tiempo de trabajo, los salarios y las remuneraciones, las condiciones de Seguridad y Salud en el Trabajo, el acceso a la seguridad social; así como la organización del trabajo, el equilibrio entre trabajo y vida, las oportunidades de capacitación, entre muchos otros aspectos.  Al revisar precisamente los diversos pronunciamientos y publicaciones de organizaciones internacionales, se infiere que de hecho todas estas consideraciones deberían ser analizadas previendo los principios y derechos fundamentales en el trabajo.

De acuerdo con la OIT, en la población inmigrante se presentan casos de  discriminación asociado a su origen, sexo, religión, etnia, etc. Adicionalmente, se evidencia el abuso, el trabajo forzoso y la trata de seres humanos; también, la falta de canales eficaces para denunciarlos, dando lugar a una mayor vulnerabilidad. De esta manera, se considera la xenofobia contra los migrantes como una de las principales fuentes de racismo contemporáneo, siendo relevante para la Comisión de la OIT que se adopten medidas contra los estereotipos sociales y culturales.

En los países en donde se presenta mayor porcentaje de inmigrantes se aprecia menor nivel educativo en los foráneos, en comparación con la población nativa, lo que los lleva a ocuparse en trabajos que exigen menores niveles de calificación, como ocurre en la informalidad y en las ocupaciones con mayor riesgo, que para colmar el panorama negativo se caracterizan por unos ingresos mínimos y una menor probabilidad de cobertura de la seguridad social.

En lo referente a las mujeres migrantes, con frecuencia ellas ocupan labores como trabajadoras domésticas y cuidadoras, identificándose desigualdad en materia de condiciones de trabajo, remuneración y seguridad social. También se reportan casos de acoso, explotación sexual y violencia.

De acuerdo con una encuesta piloto realizada en el marco de un proyecto de la KNOMAD en 2014-2015, en 2656 migrantes regulares de siete corredores migratorios de seis países de origen (Etiopía, India, Nepal, Pakistán, Filipinas y Vietnam) y cuatro países de destino-Arabia Saudita, Qatar, Malasia y los Emiratos Árabes Unidos, en términos de Seguridad y Salud en el Trabajo, las lesiones y enfermedades reportadas se clasifican en cuatro grupos: lesiones traumáticas (15%), malas condiciones de salud debido al clima (10,5%) estrés y fatiga (6,2%) y otras lesiones.

En lo que respecta a las lesiones traumáticas en algunos casos eran tan graves que implicaron la pérdida de la capacidad productiva en relación con traumas en el sector construcción, lesiones con máquinas, equipos eléctricos y quemaduras, exposición a productos químicos, tortura y maltrato físico por parte de empleadores, en este último caso con las consecuentes secuelas emocionales. Pasando a las malas condiciones de salud debido al clima, prevalece la exposición a calor extremo y los consecuentes casos de fiebre. Por su lado el estrés y la fatiga están relacionados con las largas horas de trabajo y la carga física. Por último, en otras lesiones se manifiestan casos de fiebre, dolores de cabeza, dengue, alergias, intoxicaciones alimentarias, problemas gástricos, debido a la mala alimentación o la falta de alimentos. Como aspectos relevantes se encuentra el no pago de los días que no laboraron a causa de enfermedad o lesión, en dos de cada cinco inmigrantes y las mayores consecuencias en los trabajadores del sector construcción.

Por su lado, en una encuesta exploratoria de seguridad y salud en el trabajo, realizada en Montreal, se afirma que los trabajadores inmigrantes por razones financieras se ocupan en el primer empleo que encuentran, sin considerar las condiciones de trabajo y el reconocimiento de su formación, de manera que las tareas cumplidas no le son familiares. Por lo anterior, y partiendo del hecho que con frecuencia desarrollan tareas pesadas, que incluyen la manipulación de cargas, tareas repetitivas con cadencias exigentes; dificultades de comunicación ligadas al dominio de la lengua y déficit en la cultura de seguridad, serían más susceptibles de presentar accidentes y enfermedades laborales. De otro lado, se encontró que ante el desconocimiento de sus derechos y el miedo a represalias por parte de los empleadores, no reportan los eventos, encontrándose un subregistro en los datos.

En otro estudio desarrollado en Canadá, alusivo a la salud mental de la población inmigrante, se pone en evidencia que esta podría afectarse por el estrés acumulativo asociado al dejar su país, a las vivencias anteriores tales como las catástrofes, la violencia, la separación de su familia, la pobreza, el desempleo; al igual que por la reinstalación y adaptación al nuevo país.

Una prevención más equitativa, integral y holística para el futuro

Un enfoque integral y holístico en la prevención que incluya la interfaz trabajo y vida fuera del trabajo, sería el más apropiado para impactar en la prevención de los riesgos laborales de manera equitativa.

Las acciones y estrategias de Seguridad y Salud en el Trabajo no deben ser una receta estándar para todos los escenarios de las empresas, es ineludible prever las variables demográficas de los trabajadores, de modo que lo implementado se ajuste a las características de la población objetivo.  De esta manera se impacta en la promoción de la salud, la prevención de los accidentes y enfermedades laborales, al igual que las organizaciones son más competitivas, al beneficiarse de todas las potenciales de sus trabajadores.

Para fortalecer el conocimiento en la materia, es necesario dar importancia a la investigación y seguimiento de la SST estimando las variables sexo y género, el origen y movilidad geográfica de la población laboral, basado en la evaluación de la verdadera exposición, las competencias y cultura de la seguridad.  Por ejemplo, habrá que considerar la implicación de las actividades no remuneradas del hogar, las formas atípicas de trabajo, los sectores económicos y actividades en las que se emplea la mano de obra, las condiciones laborales del futuro, el respeto a los derechos fundamentales, entre otros.

Para finalizar se resalta que el abordaje de la SST no puede contemplarse separadamente de aspectos tales como la discriminación del trabajo y en la sociedad, las políticas, estrategias y una gestión enmarcada de responsabilidad social empresarial deben direccionarse hacia la  igualdad (incluido el sexo y el origen geográfico de la población).

Conclusiones

Si bien existen instrumentos universales y regionales que reconocen los principios y derechos fundamentales en el trabajo, los cuales aplican a todos los trabajadores migrantes tales como la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familias de 1990, es evidente la necesidad de formalizar y concertar en 2018, el pacto mundial para la migración segura, ordenada y regular que fue propuesta en 2016 por la Asamblea general de las Naciones Unidas, a través de la declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes, a fin de garantizar el trabajo decente y el desarrollo sostenible.

En cuanto al sexo y género, se deben fortalecer los mecanismos de integración laboral, la igualdad de oportunidades y trato, y la transversalidad del tema en las políticas, planes, estrategias, incluidas las de seguridad y salud en el trabajo.

La investigación en SST permitirá afianzar el conocimiento y direccionar el modelo de promoción y prevención que requiere el futuro del trabajo.

Referencias Bibliográficas

  1. World Bank Group. Migration and development [sede Web]. Switzerland: Global Knowledge Partnership on Migration and Development KNOMAD, 2016 [acceso septiembre 8 de 2017]. Disponible en: http://pubdocs.worldbank.org/en/468881473870347506/Migration-and-Development-Report-Sept2016.pdf
  2. Aleksynska M. et al. Deficiencies in conditions of work as a cost to labor migration: concepts, extent, and implications [sede Web]. Switzerland: Global Knowledge Partnership on Migration and Development KNOMAD, 2017 [acceso septiembre 8 de 2017]. Disponible en: http://www.knomad.org/publication/deficiencies-conditions-work-cost-labor-migration-concepts-extent-and-implications
  3. Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. La convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Migrantes [sede Web]. Francia: UNESCO, 2005 [acceso septiembre 8 de 2017]. Disponible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0014/001435/143557s.pdf
  4. International Labour Organization. Global estimates on migrant workers [sede Web]. Switzerland: ILO, 2015 [acceso septiembre 8 de 2017]. Disponible en: http://www.ilo.org/global/topics/labour-migration/publications/WCMS_436343/lang–en/index.htm
  5. Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Organización Internacional del Trabajo. Coyuntura laboral en América Latina y el Caribe. La inmigración laboral en América Latina [sede Web]. Chile: CEPAL/OIT, 2017 [acceso septiembre 8 de 2017]. Disponible en: http://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/41370/1/S1700342_es.pdf
  6. Organización Internacional del Trabajo. Promover una migración equitativa [sede Web]. Suiza: OIT, 2016 [acceso septiembre 8 de 2017]. Disponible en: http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_norm/—relconf/documents/meetingdocument/wcms_453896.pdf
  7. Organización Internacional del Trabajo. La migración laboral en América Latina y el Caribe [sede Web]. Perú: OIT, 2016 [acceso septiembre 8 de 2017]. Disponible en: http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—americas/—ro-lima/documents/publication/wcms_502766.pdf
  8. Organisation Internationale pour les Migrations, Organisation Mondiale de la Santé, Nations Unies Droits de L’Homme Haut-Commissariat. Migration internationale, santé et droits de l’homme [sede Web]. Suisse: OIM, OMS, HCDH, 2013 [acceso agosto 24 de 2017]. Disponible en: http://www.ohchr.org/Documents/Issues/Migration/WHO_IOM_UNOHCHRP
  9. Boucheron L., Gravel S., Kane M. La santé et la sécurité au travail des travailleurs immigrants a Montréal: résultats d’une enquête exploratoire [sede Web]. Canada: Perspectives interdisciplinaires sur le travail et la santé PISTES, 2003 [acceso junio 26 de 2017]. Disponible en: http://pistes.revues.org/3347
  10. Chappert F., Thery L. Égalité entre les femmes et les hommes et santé au travail. Comment le genre transforme-t-il l’intervention sur les conditions de travail? [sede Web]. Canada: Perspectives interdisciplinaires sur le travail et la santé PISTES, 2016 [acceso septiembre 8 de 2017]. Disponible en: https://pistes.revues.org/4882
  11. Isabelle Probstet Silvana  Biais de genre dans la reconnaissance des maladies professionnelles: l’exemple des troubles musculosquelettiques (TMS) en Italie et en Suisse [sede Web].  Canada: Perspectives interdisciplinaires sur le travail et la santé PISTES, 2016 [acceso septiembre 8 de 2017]. Disponible en: https://pistes.revues.org/4889
  12. Organización Internacional del Trabajo. Trabajo Decente y la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible [sede Web]. Suiza: OIT, 2016. [acceso septiembre 5 de 2017]. Disponible en: http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—dcomm/documents/publication/wcms_470340.pdf
  13. Organización Internacional del Trabajo. Retos que plantea la recopilación de datos fiables sobre SST [sede Web]. Suiza: OIT, 2017. [acceso septiembre 6 de 2017]. Disponible en: http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_protect/—protrav/—safework/documents/publication/wcms_546782.pdf
  14. Behrendt C. et al. El contrato social y el futuro del trabajo: Desigualdad, seguridad de los ingresos, relaciones laborales y diálogo social [sede Web]. Suiza: Organización Internacional del Trabajo, 2016. [acceso septiembre 4 de 2017]. Disponible en: http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—dcomm/documents/publication/wcms_543160.pdf
  15. Asociación Internacional de la Seguridad Social. 10 Desafíos mundiales para la Seguridad Social [sede Web]. Suiza: AISS, 2016. [acceso septiembre 4 de 2017]. Disponible en: https://www.issa.int/html/10/
  16. Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Las mujeres y la seguridad y salud en el trabajo [sede Web]. España: OSHA-EU, 2017. [acceso septiembre 10 de 2017]. Disponible en: https://osha.europa.eu/es/themes/women-and-health-work
  17. Cowle H. et al. Women and the ageing workforce: implications for Occupational Safety and Health – A review [sede Web]. Spain: OSHA-EU, 2016. [acceso septiembre 10 de 2017]. Disponible en: https://osha.europa.eu/es/tools-and-publications/publications/safer-and-healthier-work-any-age-women-and-ageing-workforce-0/view
  18. Côte D. et al. Le retour au travail d’immigrants ayant subi une lésion professionnelle: les embûches de la rencontre interculturelle et la précarité du lien d’emploi [sede Web]. Canada : Revue Internationales de la Recherche Interculturelle Alterstice [acceso septiembre 9 de 2017]. Disponible en: http://www.rcinet.ca/fr/wp-content/uploads/sites/2/2017/07/279-2468-1-PB.pdf
  19. Armstrong P. et al. Si ce n’est pas documenté, ça n’a pas été fait: quand les indicateurs de gestion escamotent le travail invisible des femmes [sede Web]. Canada : Perspectives interdisciplinaires sur le travail et la santé PISTES, 2016 [acceso septiembre 9 de 2017]. Disponible en: https://pistes.revues.org/4830
  20. Chatigny, C. Santé et maintien des femmes en emplois dits traditionnellement masculins [sede Web]. France : Actes du 44 Congrès de la Société d’ergonomie de langue française, 2009 [acceso septiembre 9 de 2017]. Disponible en: http://ergonomie-self.org/publications/actes-des-congres/congres-2009/
  21. Gilkinson R., Robert, A-M. Santé mentale et bien-être des immigrants récents au canada: Données de l’Enquête longitudinale auprès des immigrants du Canada [sede Web]. Canada: Citoyenneté et Immigration Canada, 2012 [acceso septiembre 18 de 2017]. Disponible en: http://www.cic.gc.ca/francais/pdf/recherche-stats/sante-mentale.pdf
  22. Calvet B., Chatigny C., Vézina N. L’intervention ergonomique: que fait-on des caractéristiques personnelles comme le sexe et le genre? [sede Web]. Canada, Perspectives interdisciplinaires sur le travail et la santé PISTES, 2016 [acceso septiembre 9 de 2017]. Disponible en: https://pistes.revues.org/4847
  23. Major M-E. Vézina N. Pour une prévention durable des troubles musculosquelettiques chez des travailleuses saisonnières: prise en compte du travail réel [sede Web].  Canada : Perspectives interdisciplinaires sur le travail et la santé PISTES, 2016 [acceso septiembre 9 de 2017]. Disponible en: https://pistes.revues.org/4869
  24. Caroly S., Laberge, M. Prendre en compte le sexe et le genre dans le choix des situations à analyser: un enjeu pour l’intervention ergonomique [sede Web]. Canada : Perspectives interdisciplinaires sur le travail et la santé PISTES, 2016 [acceso septiembre 9 de 2017]. Disponible en: https://pistes.revues.org/48602
  25. Dziurla M. Exposure to occupational hazards for pregnancy and sick leave in pregnant workers: a cross-sectional study [sede Web]. Unites States: National Center for Biotechnology Information – Annals of Occupational and Environmental Medicine, 2017 [acceso septiembre 10 de 2017]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5430597/
  26. Cabezas M. A. et al. La equidad de género en las legislaciones de Seguridad Social Iberoamericanas [sede Web]. España: Organización Iberoamericana de Seguridad Social OISS, 2016 [acceso septiembre 10 de 2017]. Disponible en: http://www.oiss.org/IMG/pdf/LA_EQUIDAD_DE_GENERO—-compressed.pdf
  27. Organización Internacional del Trabajo. Las mujeres en el trabajo. Tendencias [sede Web]. Suiza: OIT, 2016 [acceso septiembre 10 de 2017]. Disponible en: http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—dcomm/—publ/documents/publication/wcms_483214.pdf
  28. Organización Internacional del Trabajo. La igualdad de género como eje del trabajo decente [sede Web]. Suiza: OIT – 98 Conferencia Internacional del Trabajo, 2009 [acceso septiembre 10 de 2017]. Disponible en: http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_norm/—relconf/documents/meetingdocument/wcms_106175.pdf
  29. Vincens F.M. Vincent R. Femmes et travail en agriculture [sede Web]. France: Institut national de recherche et de sécurité pour la prévention des accidents du travail et des maladies professionnelles  INRS, Symposium de l’Institut national de médecine agricole INMA, G2012 [acceso septiembre 10 de 2017]. Disponible en: http://www.inrs.fr/media.html?refINRS=TD%20192

Bernasconi C. et al. La santé des femmes en activité professionnelle [sede Web]. France: Institut national de recherche et de sécurité pour la prévention des accidents du travail et des maladies professionnelles  INRS, 22 journée recherche de l’Institut interuniversitaire de médecine du travail de Paris Île-de-France, 18 mars 2015 [acceso septiembre 10 de 2017]. Disponible en: http://www.inrs.fr/media.html?refINRS=TD%20221

Written By
More from admin

PROGRAMA FIT “FUNCIONALIDAD INTEGRAL EN EL TRABAJO”

Pro mutat mollis ad. Clita vocibus mel cu, ius oblique vivendo te....
Leer más