LA IMPORTANCIA DE LA SBC EN LA REDUCCIÓN DE ACCIDENTES

 

—volver—

Escrito por:

 

 

 

Liliana Medina

Ingeniera Industrial
Master en Prevención de Riesgos Laborales
Esp. Salud Ocupacional Y Prevención de Riesgos Laborales

Este artículo obedece a la opinión de su autor. Positiva Compañía de Seguros S.A. no se hace responsable por los puntos de vista que allí se expresen. El material contenido en este sitio web es de dominio público y puede reproducirse parcial o totalmente de manera gratuita, siempre y cuando se mencione la fuente.

La SBC tiene como finalidad influenciar el comportamiento humano para reducir las actuaciones inseguras y de esta reducir la accidentalidad de manera proactiva y no reactiva como normalmente se aborda la gestión en seguridad. Modelar conductas y actitudes de las personas no es tarea fácil, requiere cumplir con principios esenciales como la unión de factores humanos (Querer) y técnicos (Saber – Poder) tal como lo describe José Luis Meliá en su libro – El factor humano en la seguridad laboral en la teoría tricondicional del comportamiento seguro.

 

Como cada uno de estos factores son influenciadores al momento de ejecutar un trabajo seguro, es importante que las organizaciones garanticen los aspectos técnicos (Saber-Poder) e influencien los humanos (Querer) de manera tal que se armonice en el trabajador la forma de actuar con seguridad.

Si bien esta herramienta permite mejorar el desempeño o comportamiento seguro de los trabajadores, a partir de la evaluación de los riesgos y su intervención en función de aquellos que estén fallando, es de vital importancia contar con el compromiso e involucramiento de la línea de mando y la línea de supervisión para su implementación, mantenimiento y fortalecimiento, definiendo así una estructura clara de funciones y responsabilidades que permitan seguimiento a los indicadores y que a su vez desarrollen planes de acción efectivos, garantizando su evolución. ¿Pero cómo puede la seguridad basada en comportamiento contribuir en reducción en la accidentalidad?

 

A continuación, les presento en resumen los aspectos más importantes a tener en cuenta y los resultados de mi propia experiencia en la implementación de esta estrategia en una de las empresas del sector siderúrgico más importantes de este país:

Para iniciar este proceso, la organización debe evaluarse para determinar si las condiciones bajo las cuales está operando son adecuadas y así definir el punto de partida de la implementación del programa de Observaciones Comportamentales, de acuerdo al grado de madurez, características tecnológicas, organización del trabajo, entre otras variables. Esta evaluación permitirá medir el nivel de la cultura de la seguridad de cada líder de área o proceso y de la organización.

El modelar el comportamiento de líderes y trabajadores de manera tal que se fortalezcan, marca un diferenciador al momento de tomar decisiones en el desarrollo de sus actividades, permitiendo así generar un control activo identificando los riesgos de su entorno, evaluando y aplicando los respectivos controles a fin de evitar la potencialización de un accidente de trabajo o el desarrollo a futuro de una enfermedad de origen laboral.

 

Para ello es necesario dotarles de herramientas que les facilite el reporte de condiciones/actos inseguros, incidentes/ accidentes al igual que aspectos/impactos ambientales, llevando toda esta información a programas de intervención donde se realice seguimiento al cumplimiento de las acciones definidas y permita retro alimentar al grupo respecto al avance o cierre de las mismas y de esta forma motivarlos en la aplicación de cada una de las herramientas que defina la organización. De nada sirve contar con formatos que simplemente queden en el papel. Es necesario llevar un sistema de control dinámico que permita visualizar y analizar aquellos factores que pueden estar incidiendo en la tasa de accidentalidad.

Al preparar a los líderes como Observadores de comportamientos, se incrementa el nivel de percepción de riesgos, le permite enfocar sus acciones y garantizar la integridad de las personas a cargo, complementando con la aplicación de abordajes comportamentales que permiten al líder entender al trabajador, observar sus conductas, identificar factores influenciadores en su entorno, comprender creencias y valores y de esta forma entender cómo y por qué de los comportamientos inseguros, al aplicar esta metodología y analizarla en tres pilares fundamentales personas, proceso e infraestructura.

 

Al cabo de tres años de arduo trabajo se evidencio como los mismos trabajadores y jefes de área eran conscientes de la necesidad de estar capacitados, certificados o autorizados para ejecutar actividades críticas, crearon lazos de compañerismo, receptibilidad de los abordajes y lo más importante y clave de éxito en este cambio, disciplina, frente a la necesidad de gestionar los riesgos, evaluar los procedimientos, crearlos según la necesidad, verificar planes de mantenimiento, medios de protección y cómo la organización integra los terceros que actúan en su operación.

Por último la infraestructura si bien es importante no es limitante al momento de ejecutar trabajos, a pesar de las restricciones tecnológicas se logra un incremento representativo de reportes de seguridad aplicados a condiciones, permitiendo crear estrategias enfocadas a la eliminación, sustitución o mitigación de los riesgos generados por este pilar, mejorando las condiciones de trabajo, garantizando siempre y sobre todo la integridad de los trabajadores; adicional y como un factor contribuyente se logra que el equipo de seguridad industrial sea visto y consultado ante cualquier duda por los diferentes niveles de la organización.

El avance ha sido tan importante que durante el último año y de acuerdo a manifestaciones de empresas donde también se ha implementado el programa y se desea continuar mejorando indicadores, se ve la necesidad de buscar nuevas alternativas; para ello se propone utilizar la neurociencia como herramienta para incrementar los conocimientos y mejorar la comprensión de los factores de riesgo tomando decisiones en consecuencia.2.

 

De esta manera la Seguridad Basada en el Comportamiento y en especifico los programas de observación comportamental, ha contribuido en la gestión de los prevencioncitas en disminución de la incidencia, frecuencia y severidad de los accidentes e incidentes, a la disminución de los costos asociados que los mismos representan y de manera particular reporta importantes beneficios como la conciencia que toman los empleados frente a la seguridad, el cambio cultural, la comunicación entre los diferentes niveles, la participación, calidad y productividad de las organizaciones.

 

Bibliografía

  1. Meliá, J.L. (2007). El factor humano en la seguridad laboral. Psicología de la Seguridad y Salud Laboral.Bilbao: Lettera Publicaciones. 
  2. Mínguez, (2018). Dupont analiza cómo mejorar los procesos de seguridad en el trabajo. Recuperado de http://www.interempresas.net/Proteccion-laboral/Articulos/216200-DuPont-analiza-como-mejorar-los-procesos-de-seguridad-en-el-trabajo.html.
  3. Martínez Oropesa, C. (2014). El Proceso de Gestión de la Seguridad Basada en los Comportamientos: Actuación de los Supervisores en Empresas de Manufactura. Universidad de León. León y Castilla. España.

Palabras Claves: Comportamiento, Prevención, Seguridad

Written By
More from admin

Jineth Pilar Satizábal Moreno

Terapeuta Ocupacional, Magíster en Gerencia de la Innovación Empresarial, Esp. en Epidemiología...
Leer más