EL TRABAJO EN CASA SE ROBÓ LA ATENCIÓN GLOBAL

 

—volver—

Escrito por:

 

 

 

Nohora Isabel Valbuena Amarís
Terapeuta Ocupacional, Mag. en Ergonomía y Cambios Tecnológicos, Esp. en Ergonomía y Esp. en Administración de Salud Ocupacional. Consultor y formador líder en la Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo y en Ergonomía.

Este artículo obedece a la opinión de su autor. Positiva Compañía de Seguros S.A. no se hace responsable por los puntos de vista que allí se expresen. El material contenido en este sitio web es de dominio público y puede reproducirse parcial o totalmente de manera gratuita, siempre y cuando se mencione la fuente.

Hablar del futuro del trabajo en la era digital, implica tener en la mira las modalidades de trabajo flexible y a distancia, que posibilita a las empresas atraer y retener al mejor talento humano, de manera que se favorece la competitividad en el mercado.

En las últimas semanas el trabajo virtual es protagonista, impulsado por entes nacionales e internacionales, como mecanismo de contención del COVID-19 y de actuación por la emergencia sanitaria. Es así como organizaciones que hasta el momento no consideraban la posibilidad de trabajar remotamente, han decidido implementarlo, o dan sus primeros pasos en el marco de trabajo en casa (ocasional). Los resultados de esta experiencia serán cruciales para impulsar la implementación del teletrabajo.


Para introducir el teletrabajo en una organización, se recomienda documentar las implicaciones y requerimientos, realizar una autoevaluación organizacional, jurídica y tecnológica, planear el proceso, incluyendo la puesta en marcha de una prueba piloto con una muestra de trabajadores, antes de su apropiación. No obstante, en el panorama que se vive hoy, no hay tiempo para ensayar y el trabajo a distancia ha pasado a ser una realidad en las empresas.

Son evidentes los aspectos favorables del teletrabajo para los empleadores y los empleados, tales como disminución de costos por ausentismo, bienes raíces y rotación del personal; aumento de la productividad; mayor motivación, autonomía y concentración; reducción de tiempos de desplazamiento; protección al medio ambiente; desarrollo social y económico; oportunidad para las personas en situación de discapacidad o condición vulnerable, entre otros.


Sin embargo, también se reitera que se deben vigilar las condiciones en las cuales ejecuta, por cuanto los estudios muestran efectos asociados a las jornadas prolongadas de trabajo, el exceso de trabajo, los horarios atípicos, conflicto de roles (personal y laboral), aislamiento del colectivo de trabajo, reducción de las posibilidades de cooperación, sentimientos de inseguridad económica o disminución de las posibilidades de promoción. Igualmente se han de estimar las condiciones físicas, ambientales y ergonómicas en las que se ejecutan las tareas, la cultura del autocuidado, etc. (EUROFOND – OIT, 2017; Greenbaum, 2019; Insee, 2019).

Estrategias para lograr experiencias exitosas

Los expertos reiteran que, para implementar el teletrabajo y el trabajo en casa, se deben introducir cambios que apoyen el nuevo acuerdo de trabajo, pero también, ha de existir compromiso de las partes. A propósito de ello, seguidamente se relacionan algunas premisas que sugiere considerar:

  • Conformar un equipo encargado de su implementación, con representantes de talento humano, el área jurídica y en área de tecnologías – TIC.
  • Prever las responsabilidades legales, incluidas las de Seguridad y Salud en el Trabajo (para Colombia, la Ley 1221 de 2008, el Decreto 884 de 2012, la Circular 0027 de 2019, el Decreto 1072 de 2015, la Circular 0021 de 2020, entre otros).
  • Establecer acciones para la gestión del cambio (nuevas formas de supervisión, liderazgo, comunicación, gestión y medición del desempeño; plan de fortalecimiento de competencias).
  • Formar a las diversas instancias de la organización en temas relacionados con la promoción de la salud y prevención de riesgos asociados al teletrabajo (peligro psicosocial; biomecánico; químico; físico; de seguridad – eléctrico, locativo, accidente de tránsito, público; estilos de vida y trabajo saludables – nutrición, actividad física, higiene del sueño), la actuación ante una emergencia (sismo, accidente de trabajo, diagnóstico de coronavirus), gestión del recurso humano a la distancia, destrezas y competencias para la toma de decisiones y autonomía, etc.
  •  Acompañar y hacer seguimiento a la nueva condición de trabajo (creación de grupos o equipos de cooperación o asistencia remota, salas virtuales de encuentro y soluciones, prevención del estrés).


Referencias Bibliográficas

European Commission. (2018). Future of work, Future of society. Recuperado de https://ec.europa.eu/info/publications/future-work-future-society_e

Eurofound and the International Labour Office [OIT]. (2017). Working anytime, anywhere the effects on the world of work. Recuperado de https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/@dgreports/@dcomm/@publ/documents/publication/wcms_544138.pdf

Greenbaum, Z.  (2019). The future of remote work. Recuperado de https://www.apa.org/monitor/2019/10/cover-remote-work

Institut national de la statistique et des études économiques [Insee]. (2019). L’économie et la société à l’ère du numérique. Recuperado de https://www.insee.fr/fr/statistiques/4238635

Organización Internacional del Trabajo [OIT]. (2016). Foro de diálogo mundial sobre las dificultades y oportunidades del teletrabajo para los trabajadores y empleadores en los sectores de servicios de tecnología de la información y las comunicaciones y financieros. Recuperado de  https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_dialogue/—sector/documents/publication/wcms_531116.pdf

Organización Internacional del Trabajo. (2019). Seguridad y salud en el centro del futuro del trabajo. Aprovechar 100 años de experiencia. Suiza: OIT. Recuperado de https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—dcomm/documents/publication/wcms_686762.pdf

Written By
More from admin

POSITIVA PREMIA 2018

Pro mutat mollis ad. Clita vocibus mel cu, ius oblique vivendo te....
Leer más